Pedagogía Terapéutica

Oposiciones de Pedagogía Terapéutica

El proceso de oposición es un camino que supone un gran esfuerzo y dedicación para poder resolver con éxito las exigencias requeridas en el mismo. Por experiencia propia, somos conscientes que dicho camino es una ardua tarea, pero el éxito obtenido al finalizar el proceso supone una gran satisfacción y una estabilidad laboral que además nos permite desarrollar nuestras habilidades haciendo lo que más nos gusta hacer, ser maestros.

En La pizarra Opositores somos conscientes de la ilusión con la que se emprende esta aventura ya que nosotros mismos, en su día, también la iniciamos. Es por ello que intentamos transmitir nuestros conocimientos y experiencia docente para promover una pedagogía innovadora que, en primer lugar, podáis plasmar en vuestro proceso como opositores y después, podáis llevar a la escuela como profesionales de la enseñanza; porque somos nosotros los que podemos cambiar la escuela desde dentro.

Planteamos una metodología de trabajo centrada en la atención individualizada del alumno que se combina con el trabajo cooperativo en grupo mediante sesiones presenciales, el cual enriquece a cada miembro del mismo.

¿Cómo trabajamos?

En cada sesión se entrenan las habilidades necesarias para enfrentarse a las distintas fases del proceso de oposición.

Se dedica un porcentaje del tiempo al análisis y comprensión del temario. En el caso de la especialidad de Pedagogía terapéutica, el temario consta de 25 temas que versan sobre aspectos legislativos, organizativos y didácticos del sistema educativo, así como sobre el tratamiento del alumnado con necesidades educativas específicas. El temario que ofrecemos se ajusta en extensión a los requisitos temporales exigidos en la primera prueba de la fase de oposición, ofreciendo además, material de ampliación del mismo.

Otro porcentaje del tiempo de la sesión presencial se dedica al entrenamiento de las habilidades necesarias para enfrentarse a la segunda fase del proceso, el supuesto práctico. Desde el primer día de clase y en cada sesión a lo largo del curso, se propone un supuesto práctico distinto que irá ganando en complejidad conforme avance el curso y el opositor adquiera más conocimientos pedagógicos, legislativos y de organización de centros educativos. La resolución de dichos supuestos se plantea desde una visión pedagógica basada en los pilares fundamentales de la escuela nueva y el constructivismo incorporando estrategias y técnicas de las nuevas vertientes pedagógicas contextualizando dicha propuesta a la realidad de los centros.

Para llevar a cabo dicha tarea, el primer paso es aprender a analizar los enunciados propuestos en cada supuesto; ya que una mala interpretación del enunciado puede suponer errores graves en la resolución del mismo. A continuación, se establece un debate en grupo para establecer pautas de resolución tanto a nivel didáctico como a nivel organizativo, trazando un esquema de las ideas clave más relevantes. Por la experiencia que tenemos en formación de opositores, este debate en grupo enriquece los conocimientos y las habilidades del opositor a nivel individual para enfrentarse al supuesto en la fase de oposición. Una vez se ha orientado al alumnado en el aula, el opositor realiza el supuesto práctico de manera individual a lo largo de la semana y lo envía por email al preparador para que éste se lo devuelva corregido, ya que como maestros que somos, sabemos que es necesario ese feedback para aprender de los errores cometidos o interiorizar aquello que hemos resuelto con éxito.

Además de este trabajo, también se dedica un porcentaje del tiempo de la sesión presencial al desarrollo de un plan de apoyo para un año académico y un curso de educación infantil o educación primaria para un supuesto concreto de entre el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo, que deberá basarse en las necesidades del alumno, del centro y del contexto escolar; organizado en un mínimo de 15 unidades didácticas. Esta es la tercera prueba del proceso de oposición. Para su desarrollo, además de la guía del profesor del grupo, los opositores reciben conferencias de distintos especialistas que les ayudarán a incluir estrategias metodológicas innovadoras contextualizadas en su propuesta individual. Además, se realizan tutorías individuales para orientar y ayudar en la realización de dicha propuesta.

Una vez realizado el plan de apoyo, es corregido por el profesor. Cuando el alumno ha aplicado las correcciones pertinentes, el profesor lo revisa de nuevo. Una vez acabado, el alumno realiza exposiciones de su trabajo preparando así la verbalización y gestión de los materiales de cara al tribunal. De esta manera, el alumno se enfrenta con seguridad a la presentación de dicho proyecto en la fase de oposición.

 

No podéis preparar a vuestros alumnos para que construyan mañana el mundo de sus sueños, si vosotros ya no creéis en esos sueños; no podéis prepararlos para la vida, si no creéis en ella; no podríais mostrar el camino, si os habéis sentado, cansados y desalentados en la encrucijada de los caminos.  Celestin Freinet.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del portal web y sus complementos, además de realizar estudios analíticos de navegación y mostrar publicidad en base al historial de navegación. Si continúa navegando acepta el uso de esta tecnología, puede obtener mas información visitando nuestra política de cookies